Con Proliser podrás eliminar las rayaduras en todo tipo de cristales
limpiar graffitis en piedras
¿Cómo limpiar graffitis en piedras?
13 de agosto, 2019
proteccion hidrofuga
Protección hidrófuga en base disolvente vs en base agua
15 de octubre, 2019
Show all

Con Proliser podrás eliminar las rayaduras en todo tipo de cristales

ralladuras cristales

El cristal, una de las superficies más delicadas a la hora de querer tenerlos intactos. Sea cual sea la función de nuestro cristal, con el paso del tiempo este se irá rayando  y desgastando.

A lo largo de toda la ciudad podremos ver que el cristal es uno de los elementos predominantes; lo encontramos en mesas de oficinas, en los escaparates, en las barras de los bares, en los mostradores, en los autobuses o en los vagones de los trenes, etc.

 

¿Cuáles son los factores que hacen que lo cristales de nuestros negocios y nuestras casas se rayen?

Normalmente este tipo de rayaduras se producen por el uso y el roce de objetos, como puede pasar con las mesas de cristal de muchas oficinas o mostradores. Dejar un vaso, el roce de un anillo, las llaves o cualquier objeto repetidamente hace que la superficie se raye.

En los escaparates pasa lo mismo: el cambio del escaparate, los golpes fortuitos, la gente apoyándose en él… Y no nos olvidemos de factores como el polvo, el aire y las intemperies.

Encontraremos que otro de los factores que más suele afectar a este sector es el vandalismo, gente que raya a posta los  cristales de los vagones, de los autobuses o de los escaparates.

 

¿Qué puedo hacer si me encuentro un arañazo en el cristal de mi casa o de mi negocio?

Antiguamente solamente tendríamos dos  opciones: si el daño era muy grande no nos quedaba más remedio que cambiar el cristal entero. O, si este no es tan grave o no disponíamos en ese momento de liquidez, teníamos que mantener el cristal en esas condiciones o intentar disimularlo poniendo carteles, manteles, dependiendo de la superficie de la que se tratase.

Pero en la actualidad podemos actuar sobre la superficie del cristal dañado gracias a un innovador sistema que nos evita tener que asumir el elevado coste del cambio de cristales o seguir viéndolos así. Este sistema es el Glassrestore que encontrarás solamente en Proliser.

 

Un sistema, dos métodos

Podremos recuperar la transparencia original de nuestros  cristales gracias a dos métodos revolucionarios:

El pulido transparente, en el  que realizamos un micropulido de la superficie de los cristales que se encuentran dañados recuperando su estado original; y el  desbastado o laminado, en el que, además del micropulido, instalamos una lámina protectora antivalídica.

Gracias a este segundo método conseguiremos unos cristales tan transparentes e intactos como el primer día y además protegeremos este contra futuros arañazos. Este tratamiento es el que recomendamos para negocios o transportes.

 

¿Cómo se realiza el procedimiento?

Una vez avisado nuestro equipo, este irá para realizar una medición de la superficie, del grosor y un análisis del tipo de cristal. Posteriormente se evaluará  la profundidad y la cantidad de daño ocasionado para elegir  el tipo de disco que se debe utilizar.

A continuación se pulirá el cristal. Para eso, se utilizará una máquina pulidora portátil, gracias a la cual y  mediante movimientos circulares igualados sobre toda la superficie dañada, conseguiremos poco a poco ir retirando el daño y devolviendo el aspecto original del cristal. No solamente se realizará el pulido en la zona dañada sino que se irá ampliando el radio de actuación para que no se vean deformaciones ópticas al pulir sólo una parte. Además, a través de detectores térmicos infrarrojos, se controla la temperatura del cristal para que este no se sobrecaliente y estalle.

Una vez pulido el cristal se procederá a su limpieza y (si hemos elegido el segundo procedimiento) y a la instalación de la lámina protectora. Si solamente queremos el acabado terminaremos con un pulido de disco de fieltro con una pasta pulidora, para darle al cristal un acabado brillante y libre de arañazos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *