Pulido de cristales dañados
como limpiar cristales
Como limpiar cristales en altura
13 de julio, 2016
protector de suelos
Protector de suelo para evitar los efectos de la humedad
14 de septiembre, 2016
Show all
pulido de cristales dañados

Los cristales sucios o deteriorados producen una imagen negativa de abandono que no es necesario solucionar sustituyendo las piezas afectadas. Y es que a raíz del incremento de escaparates, fachadas y otras instalaciones damnificadas, se hizo inevitable la aparición de una solución menos costosa pero igual de eficaz para reparar las superficies pintadas o ralladas. Así pues, el método de pulido de cristales dañados es el más acertado ya que ofrece resultados inmejorables aportando total transparencia a las piezas y permite ahorros de tiempo y dinero al no sustituir el cristal.

Una de las situaciones más frecuentes en las que recurrir a estas técnicas es la eliminación de pintadas de graffiti, ya que los componentes ácidos que contiene este tipo de pintura acaban con el brillo natural del cristal e imposibilitan al usuario poder borrar las mismas con los utensilios comunes de limpieza. Por ello se hace indispensable el empleo de la maquinaria específica no solo para eliminar los garabatos, sino también para asegurar la desaparición de las marcas grabadas en la superficie.

Otros de los actos vandálicos que se realizan en cristales son las ralladuras producidas con objetos punzantes y de forma insistente, lo que causa marcas de rayadas muy profundas que a priori parecen imposibles de borrar. Sin embargo, las técnicas de pulido no solo pueden eliminarlas, sino que aportarán brillo y transparencia a la superficie en cuestión, también cuando la cal hace mella en los cristales que permanecen a la intemperie.

Sea cual sea el motivo por el que sea necesario la restauración de cristales, los resultados logrados con el método de pulido no desembocan en efectos de neblina ni distorsión ni es imprescindible desmontar las piezas para la aplicación de las técnicas que convengan para abordar toda la superficie inclusive los bordes de los cristales si fuese indispensable. La sencillez y comodidad son características intrínsecas del proceso para el mantenimiento de cristales y no se traducen en molestias para el usuario.

Sin embargo, tras finalizar con las técnicas de pulido de cristales dañados conviene instalar una lámina anti graffiti que protege la superficie de cualquier peligro externo y aumenta la resistencia del cristal. De esta manera pueden asegurarse los resultados logrados a lo largo del tiempo, evitando además sustituir la pieza por una nueva para ahorrar más del 50% en esta operación.

pulido de cristales dañados

Comments are closed.