Láminas solares para reducir el calor y el deslumbramiento

En las instalaciones de los edificios con alta concentración de ventanas, a menudo pueden estar necesitando una solución eficaz para resolver los molestos deslumbramientos y reflejos producidos por el sol. En los monitores y resto de elementos interiores próximos a la exposición solar, se sufren molestias y desperfectos que pueden ser reparados con laminas solares para reducir el calor y el deslumbramiento. Con su instalación en edificios para reducir la concentración de calor y los reflejos del sol, esta problemática queda solucionada.

Se trata de una lámina solar color plata oscura que se instala por el exterior y permite la visibilidad desde dentro sin ser vistos. Ideal para plantas en edificios con mayor exposición al exterior y que requieren un tratamiento específico debido a las características de su construcción, en este caso de cristal. Y precisamente por este motivo, aun siendo una gran ventaja la luminosidad que proporcionan, sin embargo compromete la intimidad profesional, la correcta visibilidad de pantallas de ordenador, produce sobrecalentamiento de ciertos elementos expuestos y aumenta el calor de manera perceptible.

Es la metalización de la propia lámina la que reduce dicho deslumbramiento y reduce los índices caloríficos producidos por los rayos solares. Trabaja pues como un dispositivo invisible de control solar y aislante que suele llevar 10 años de garantía a pesar de estar expuestos a la inclemencia del exterior. Con las láminas solares el confort visual es tan bueno como si las paredes del edificio fuesen opacas, lo cual mejora las condiciones de trabajo y la intimidad de personas y cosas.

En este aspecto, protege mobiliario, suelos, cortinas y muebles cercanos a la exposición solar, reduciendo su exposición a los rayos uva hasta un 90%. Derivado de lo anterior se deduce que los gastos de climatización se ven también reducidos por el menor gasto energético requerido. Esta reducción es sensible alrededor del promedio de unos 3 años de amortización relativo al coste de la instalación de láminas solares.

Cabe pensar por tanto que la eficiencia energética es un punto favorable a tener en cuenta para la instalación de láminas solares. Además de ofrecer resistencia a la visibilidad desde afuera, eliminar el deslumbramiento, el sobrecalentamiento y los desperfectos de mobiliario, reduce la factura de la energía. Además tienen larga vida y no presentan problemas de pérdida de eficacia con la higiene de las láminas como si de meros cristales se tratase. Admiten limpieza de cristales conservando propiedades.

Compartir
Facebook
Twitter
LinkedIn
Telegram
WhatsApp
Email
Imprimir
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad